PODOLOGÍA

El término de Podología se define como la “rama de la actividad médica, que tiene por objeto el tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies, limitándose en su actuación terapéutica a las manipulaciones que pertenecen a la Cirugía Menor”. Profesión sanitaria encargada de la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las patologías del pie.

Tratamiento Quiropodológico:

Consiste en la eliminación de las hiperqueratosis o durezas que se forman en plantas y dedos como consecuencia de una mala mecánica o el uso de un calzado inadecuado en nuestros pies. El alivio es instantáneo, produciéndose la sensación de "pies más ligeros". También engloba el tratamiento de las onicogrifosis (engrosamiento de las uñas), onicomicosis (infección por hongos de las uñas) o las uñas encarnadas.

Estudio de la marcha:

El análisis de la marcha nos aporta información muy importante acerca de cuáles son las fuerzas y los movimientos que experimenta el pie cuando caminamos y corremos. La pisada es muy diferente de unas personas a otras y determina las diferencias existentes en la biomecánica de los diferentes individuos y la propensión a determinadas lesiones. Un estudio biomecánico riguroso de la marcha nos ayuda a entender las zonas más sometidas a estrés en el pie, rodilla y cadera, y en consecuencia en la columna vertebral, así como para la realización de un correcto tratamiento ortopodológico (plantillas).

Pie diabético:

La Organización Mundial de la Salud define el Síndrome de Pie Diabético como la presencia de ulceración, infección y/o gangrena del pie asociada a la neuropatía diabética y diferentes grados de enfermedad vascular periférica, resultados de la interacción compleja de diferentes factores inducidos por una hiperglucemia mantenida.

Aproximadamente el 15% de los diabéticos desarrollaran una úlcera en el pie a lo largo de su vida, circunstancia que en ocasiones puede llevar a la amputación del pie o de la pierna.

Por todo ello es muy importante que los pacientes diabéticos acudan periódicamente a la consulta de podología con el fin de prevenir la aparición de este tipo de complicaciones.

También es muy importante que por parte del paciente se revise a diario los pies y el calzado que vaya a utilizar, para vigilar que no haya ninguna lesión. Y mantener una buena higiene e hidratación de los mismos.

Dermatopatías:

Otras patologías que pueden aparecer en la piel de los pies como pueden ser hongos, papilomas, eritrasma, etc. Que pueden prevenirse con un adecuado cuidado e higiene de los pies.